Episodio 4: poner el caballo delante del carro

¿Puedes responder a esta pregunta honestamente? Si te acabaras de enterar de que tienes que hacer una presentación de 15 minutos mañana, ¿cómo te prepararías? ¿Podrías el carro delante del caballo? La mayoría de la gente lo hace. Pero no te preocupes, ¡el último episodio de The Business Presentation Revolution puede ayudarte! Tómate unos momentos para aprender el pequeño y simple cambio que hará que pongas el caballo delante del carro, y a ti te en el asiento del conductor.

Episodio 4 “poner el caballo delante del carro”

Rose: [00:00:00] Bienvenidos a The Business Presentation Revolution, tu breve pausa para de café para aprender a agitar y despertar tus presentaciones. [00:00:06][5.8]

Phil: [00:00:07] Hoy nos fijaremos en uno de los menores, pero más importantes, cambios que puedes hacer para conseguir marcar la diferencia con tus presentaciones. Y se trata de poner el “caballo” delante del “carro””. [00:00:16][9.5]

Rose: [00:00:20] Acabas de mencionar “carrros” y “caballos”: ¿qué tiene eso que ver con las presentaciones?[00:00:24][3.4]

Phil: [00:00:25] Bueno Rose, habrás escuchado la expresión “poner el carro delante del caballo”, que es algo que no deberías hacer. Pero eso es lo que hacemos continuamente cuando preparamos nuestras presentaciones. La manera típica de preparar una presentación de negocios es: “*Oh no, tengo que hacer una presentación. Mañana. Y son las 11:30 de la noche. De acuerdo, voy a encender mi ordenador. Voy a teclear mis slides en PowerPoint, y 50 slides más tarde, pensaré, OK, quizá necesite algunas sub-viñetas más.” Y lo que pasa después es que entras en la sala de reuniones, saludas a todo el mundo, conectas tu ordenador, empiezas a mostrar tus slides, das la espalda a la audiencia, lees tus viñetas, e improvisas porque no has preparado qué vas a decir. Acabas con un montón de información y es un aburrimiento infernal para los participantes. Quiero decir, ¿cómo te sientes cuando formas parte de la audiencia?[00:01:15][50.3]*

Rose: [00:01:17] Bueno, desgraciadamente, creo que todos hemos estado en esa situación y te pones a pensar en los emails que aún tienes pendientes de contestar. Piensas en la lista de la compra para la noche, y en ¿por qué no se preparó este tipo? Aquí estoy, y ¿dónde está él?[00:01:29][12.2]

Phil: [00:01:30] Totalmente. Crees que has preparado la presentación pero en realidad no lo has hecho. Simplemente has preparado unas viñetas, que tu audiencia va a odiar y que olvidará rápidamente. Esa no es una preparación adecuada, sino ‘poner el carro delante del caballo’. Así que, si lo piensas, ‘poner el carro delante del caballo’ es seguir el proceso en la dirección equivocada. Lo que deberíamos hacer es poner el caballo antes que el carro, y eso significa que tenemos que resolver qué vamos a decir a nuestra audiencia, y después pensar: “¿necesito ilustrar eso? Y si es así, ¿cómo?” Así que la preparación para una presentación, especialmente si tienes tiempo limitado - porque la gente siempre nos dice: “Pero no tengo tiempo para preparar mi presentación adecuadamente, así que sólo tengo que preparar mis slides.” No. Si tienes poco tiempo, lo que tendrías que hace es pensar: “¿Quién es mi audiencia?¿Qué necesitan?¿Cuáles son mis objetivos?¿Y qué es lo que quiero que recuerden dentro de una semana para conseguir mis objetivos? Entonces tienes tus mensajes clave. Comprendes tus objetivos, y aunque no tengas slides estás preparado. Si tienes slides pero no sabes cuáles son tus mensajes clave, no estás preparado. [00:02:44][74.2]

Rose: [00:02:45] Eso es. Y afortunadamente en Ideas on Stage nos enfrentamos a esto todo el tiempo, así que hemos desarrollado un sencillo proceso en cuatro pasos. Uno: Idear. ¿De qué va a tratar?¿Qué tengo que decir? Como mencionó Phil: objetivos, mensajes clave. Dos: Tienes que crear tu presentación. Escríbela. Escribe tu storyline. Tres: pregúntate: “¿Necesito ilustraciones?¿Necesito slides?” Si las necesitas, ¡hazlas! Si no, está bien. Especialmente en esos momentos de apuro en los que sólo tienes una noche para prepararte, es posible que no necesites slides. Cuatro: Exposición: hablar. En ese momento es cuando puedes empezar a cronometrarte y comprobar si sabes lo que tienes que decir. Y tu audiencia te lo agradecerá” [00:03:31][46.7]

Phil: [00:03:32] Eso representa una gran, gran diferencia. Siempre diré que es necesario ensayar. Las slides son opcionales. Si vas a una reunión, si vas a una presentación y no tienes una presentación en PowerPoint pero tienes tus mensajes claros y te sientes cómodo delante de tu audiencia porque has ensayado dos, tres, cuatro o cinco veces, entonces tu audiencia lo disfrutará mucho más que un montón de viñetas detrás de ti. [00:04:00][27.7]

Rose: [00:04:00] Sí. Así que pongamos el ‘caballo ANTES del carro”. Prepárate. Tienes Ideación, Creación, puede que Ilustración y por último Exposición y estarás listo.. [00:04:09][8.8]

Phil: [00:04:10] Como dijo Benjamin Franklin, “Al fallar en prepararte, te preparas para fallar.” Crear un puñado de slides y viñetas sin saber lo que quieres decir no es prepararse, es la ausencia de preparación. Así que si te preparas adecuadamente, si entras a una reunión sabiendo lo que tienes que decir, con unos objetivos claros, incluso sin slides, tendrás éxito y tu audiencia te lo agradecerá.[00:04:30][20.6]

Rose: [00:04:31] Gracias por unirte a The Business Presentation Revolution. Tenemos mucho más para compartir contigo. Subscríbete a nuestro canal de Youtube o donde obtengas tus podcast y nos vemos en la próxima ocasión. [00:04:31]

PUNTOS CLAVE (tarjeta)

  1. Pone el Caballo (storyline) ANTES que el Carro (slides)
  2. Escribe tu objetivo y mensajes clave.
  3. Ensayar es necesario; las slides no.